25N

El 25 de noviembre es el día internacional para la eliminación de las violencias machistas.

 

En Cataluña, la ley del derecho de las mujeres a erradicarla, define la violencia machista como la expresión más grave de la cultura patriarcal y machista. Es pues la manifestación de la discriminación y de la situación de desigualdad hacia las mujeres en el marco de un sistema de relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Esta violencia adopta muchas formas diferentes, en el día a día: violencia física, psicológica, sexual, económica, estructural, simbólica, institucional … y está presente en muchos ámbitos de nuestra vida (familia, pareja, comunidad, calle…).

 

Pero si esta violencia es (desgraciadamente) tan presente en nuestro día a día y la lucha en su contra también, ¿por qué la lucha por erradicarlas se hace más visible el 25N? ¿Es un día escogido al azar? ¿Qué se conmemora?
 

 

Pues no, no es una fecha al azar. El 25 de noviembre de 1960, Minerva, María Teresa y Patria Mirabal, fueron asesinadas. Las tres hermanas Mirabal eran opositoras a la dictadura de Leónidas Trujillo en la República Dominicana. Su lucha como activistas políticas por la libertad de su pueblo las llevó a ser encarceladas varias veces, también torturadas y violadas. Aunque fueron juzgadas con otros compañeros, entre ellos sus maridos, fueron puestas en libertad. El 25 de noviembre, cuando realizaban el trayecto de retorno de la prisión a la que habían ido a visitar a sus compañeros fueron asesinadas por un escuadrón de la muerte del Servicio de Inteligencia Militar. En 1981 en un encuentro feminista en Colombia se decidió que el 25N sé el día internacional de la No violencia contra las mujeres, recordando así a las hermanas Mirabal.

 

El 25 de noviembre recordamos las hermanas Mirabal, pero también recordamos a muchas otras mujeres. Porque desgraciadamente los feminicidios (asesinatos machistas), siguen presentes en nuestra sociedad. ¡Nos queremos vivas!

 
¡Pero también nos queremos libres! De ahí que el 25N es una buena oportunidad para pensar en todo el resto de violencias machistas menos visibles y extremas que los feminicidios.

 

 
El 25N es un buen día para: hablar con nuestras amistades; para ser críticas con los medios de comunicación; para preguntarnos qué hacemos nosotros?; para cuestionar mitos, creencias y roles de género impuestos; para practicar la autodefensa; para cuestionar discursos que recibimos del entorno pero también de las instituciones; para escuchar y para hablar.

Comenta