No beberé

Si sales por sitios donde la peña bebe:


Por la tarde o por la noche

  • Está bien que respetes a las y a los colegas que beben, pero también tienes que hacer que te respeten a ti. Sé contundente y divertido. Si quieres dar explicaciones, tienes un montón:
  1. «Paso: voy de antibióticos.»
  2. «Hoy he venido en moto y no me la quiero jugar.»
  3. «Después tengo una cena y no quiero dar la nota.»
  4. «No tengo un buen día: me podría dar por llorar.»
  • Te puedes reír igualmente con el cachondeo de la demás gente.
  • Probablemente, te tocará a ti hacer entrar en razón a quien quiere coger la moto cuando ha bebido.
  • Quizás acabes haciendo de enfermero/a de quien se ha pasado. Si eso se repite y no te gusta, dilo (quien avisa no es traidor).
  • Si los colegas que beben alcohol llevan un rollo demasiado diferente del tuyo, márchate o ve a tu rollo (puedes juntarte con la gente que va a tu ritmo).
  • Puedes dedicarte a otras historias: bailar, conocer gente, hablar…
  • Si te invitan a una birra o a un chupito, cámbialo por otra bebida. Si no puedes, acéptala y déjala en la barra o en la mesa… así, sin dar explicaciones…
  • No dejes que te lleve alguien que haya bebido: busca otra moto, coge transporte público, llama para decir que llegarás más tarde… Búscate la vida, pero no te la juegues.


Al día siguiente

  • Estás al 100% (sin resaca).
  • No tienes nada de qué arrepentirte.
  • Puedes explicar, a los que han bebido demasiado, qué han hecho.
  • Tienes más pasta ahorrada para dedicarla a otras historias (¿un mosquetón nuevo para hacer escalada? ¿aquella camiseta que tanto te gustaba?).