Alcohol y blackouts

Blackout es el nombre que se le da en inglés a los “apagones” o “espacios en blanco” de la memoria que se pueden dar cuando se toma alcohol. Especialmente cuando se toma mucho en poca cantidad de tiempo.

 

Pero la idea que el alcohol ayuda a olvidar es totalmente falsa; el blackout es otra cosa. Si tienes algun amigo o amiga que usa esta expresión, o que bebe con esta intención, ya le puedes comentar que es una pérdida de tiempo (y de dinero, y de salud…). No se olvidará de los problemas, y a la mañana siguiente es posible que haya acumulado otros nuevos…

 

 

Cuando hay mucha concentración de alcohol nuestro cerebro reacciona; hay expertos que lo comparan con un apagón que hace nuestro propio cerebro para protegerse. Pero no es que deje de funcionar para otras cosas (aunque a veces si que puedan haber desmayos); es decir, que no recuerde qué he hecho, no quiere decir que no haya hecho cosas. Otras, especifican que lo que pasa es que el cerebro no guarda los recuerdos, es decir, no almacena la información de lo que va pasando y por lo tanto, no podemos recuperar, no podemos recordar qué ha pasado o que hemos hecho.

 

Un blackout no es algo que tiene que pasar o una cosa que hay que experimentar porqué va relacionado con el alcohol, ni es un mérito; podria mos decir que es una señal de que algo estamos haciendo mal.

 

 

Si conocéis a alguien a quien le ha pasado o le pasa a menudo, debería plantearse qué consumo de alcohol hace y cómo lo hace; debería plantearse también el beber menos, a menor ritmo o incluso, dejar de beber.

 

Además, los blackouts (hayan pasado o no) se usan a menudo para excusarse o no enfrentarse a cosas que se han hecho cuando alguien ha bebido. “Ostras, ¿de verdad la lie tanto? Pues no recuerdo nada…”. Si alguien pone esta “excusa” a menudo y nos lía con historias, quizá también nos podemos plantear qué está pasando.

Comenta