Cuidarse mola, cuidar también

Cuando salimos, consumamos o no, pero especialmente si consumimos, mola tener en cuenta que hay muchas pequeñas cosas que ayudan a que la experiencia, la fiesta, el tiempo, el encuentro… sea mejor.

 

Estar relajados y relajadas para poder escucharnos y hacer lo que nos apetezca, estar en buena compañía para sentirnos con más confianza y no sentirnos juzgados o juzgadas, o sin la necesidad de impresionar a nadie, haber pensado qué haremos e incluso cómo lo haremos con tranquilidad…

 

Todas estas cosas ayudan, al igual que saber que, si ocurre cualquier cosa que no esperábamos o se nos tuerce la historia, habrá personas a nuestro alrededor que se harán cargo de echarnos una mano. Incluso si es necesario, de cuidarnos.
 

 

Porque si nos divertimos en grupo, nos reímos en grupo, sufrimos en grupo o bebemos o fumamos en grupo, también mola que si hay problemas, se afronten en grupo.

 

Cuando tenemos a las amistades cerca, puede que dejemos de ver todas aquellas pequeñas (y no tan pequeñas) cosas que hacen y que nos permiten salir adelante mejor en diferentes situaciones. Sabemos que podemos hacer las cosas por nosotras mismas, por nosotros mismos, pero cuando disfrutamos de apoyo, es hacen mucho más llevables y menudo mejores.

 

Así que cuidarse uno es importante, y también es importante cuidar! Del mismo modo que cuidar a los y las demás hace que todo funcione, cuidarse a una misma hace que lo disfrutamos más!

 

Comenta