De tercera mano

¿Existe el humo de tercera mano? ¿Qué es esto?

 

Durante muchos años, no se sabía que el humo del tabaco era nocivo para los fumadores y fumadoras; es lo que conocemos por humo de «primera mano», y ya hace mucho tiempo que se han demostrado los diferentes perjuicios a la salud que provoca.

 

Después, costó que se aceptara que el humo que inhala una persona no fumadora, en compañía de otra que sí que lo es, también podía ser nocivo; a día de hoy ya somos conscientes de que el humo de «segunda mano» tiene muchos efectos.

 

 

Y ahora nos cuentan que existe algo llamado humo de «tercera mano». Aunque quizás el nombre no es lo más acertado, ya que no se trata exactamente de humo, la expresión se refiere a las partículas ambientales provenientes del humo de los cigarrillos que se quedan adheridas a la ropa de las personas, a las alfombras, las cortinas o los sofás de casa, o en otros materiales porosos como puede ser la madera.

 

Ese olor extraño (o mal olor) que desprenden las personas o la ropa cuando se ha fumado, es un residuo también, y puede ser perjudicial.

 

Sea como sea, solo por el mal olor, ya nos lo tendríamos que plantear 😉

Comenta