¿La noche más bestia del año?

Hay noches y noches… noches que tenemos muy claro donde, como y cuando empiezan y acaban; noches que de pronto son extremadamente aburridas; noches en que la improvisación es lo mejor que podríamos haber planeado; noches divertidas con la gente de siempre; noches en que conocemos gente nueva; noches tranquilas; noches movidas. Y luego está NOCHES con Mayúsculas.

 

La noche de Fin de Año es una de esas noches con Mayúscula. Es una noche especial y para la mayoría de gente una noche con expectativas de convertirse en una gran noche. Cena con gente que nos cae bien y que queremos, las uvas, las campanadas y la fiesta.

 

teens-cooking

 

A veces sin embargo, ¿nos puede agobiar que sea una noche «tan» especial?

 

Días antes empezamos a pensar qué haremos, donde iremos a celebrarlo, qué ropa nos pondremos … ¡A veces decidir todo esto no es fácil!

 

¿Un grupo punk? ¿Música para bailar? ¿Un concierto hardcore? ¿Un DJ de techno berlinés? ¿Los grandes éxitos del último año? En todos los grupos de amigos y amigas hay personas a las que les gusta un estilo de música u otro. No siempre nos gusta todo. Por una noche al año quizás podemos adaptarnos a cosas que nos gustan todas o buscar un lugar con música variada en el que todo el grupo esté a gusto. ¿Y si «pinchamos» nosotros?

 

¿Dónde vamos? ¿En casa de alguien? ¿En el pabellón de deportes? ¿En una discoteca? A veces no hay ninguna casa donde quepamos todas, a veces no tenemos la edad para entrar en una discoteca o no nos gustan las grandes aglomeraciones del pabellón. Quizás podemos buscar un espacio donde sentirse cómodos, quizás nos sorprende un espacio autogestionado o quizás nos apetece ir a una fiesta popular donde no es necesario comprar entradas a precios desorbitados, ni dejar fuera a un amigo o amiga que todavía no ha cumplido los 18 años o que no puede pagar el precio de la entrada. Incluso correr el riesgo de que no nos dejen entrar por cualquier cosa.

 

¿Qué me pongo? ¿Tengo que comprarme ropa a propósito? A todas les personas nos gusta sentirnos guapas. Pero que no nos engañen tantos anuncios, ¡la naturalidad también es atractiva! Una cosa es vestirnos con ropa especial porque nos hace ilusión y otra es que nos sentimos obligadas. ¡Disfrutemos de la noche y que cada uno vaya como le apetezca!

 

fiesta-discoteca-adolescentes

 

A veces, la noche de Fin de Año, es también una noche que se asocia a las grandes borracheras y al descontrol. Pero esto no significa que tenga que ser así o que pasarlo bien pase sólo por eso. Ahora bien, si tenemos en mente beber alcohol nos irá mejor si pensamos qué plan tenemos, cómo volvemos a casa, qué límites de horario y dinero tenemos, cómo nos encontramos hoy y todo lo que comentamos a ¿Beber alcohol o no?

 

Si tenemos pensado fumar porros, porque habitualmente lo hacemos, ya sabemos que lo mejor es que sólo sean unas caladas. Y sobre todo, si no te gusta o no te sienta bien -físicamente o de cabeza-, no continuemos fumando. Si tenemos tendencia a comidas de olla y que esta nos juegue malas pasadas, estemos alerta; fumar porros puede provocar que tengas alguna crisis fuerte. Así que en caso de sufrir algún trastorno de tipo psicológico, no fumes porros. Si has fumado y tu cerebro te ha dado algún aviso (ansiedad, miedo, ralladas …) no lo vuelvas a hacer: ¡es jugársela demasiado! Y si quieres saber más, encontrarás algunas cosas interesantes en Fumar porros (o no).

 

Y recuerda que si te quieres ahorrar todas estas historias, ya sabes que lo mejor es no consumir.

 

A veces podemos tener la sensación que Fin de Año tiene que ser la noche más bestia del año, pero como otras noches nos puede apetecer beber, fumar, o no.

 

Así que, ¿y si nos montamos un Fin de Año a nuestra manera? ¿Un Fin de Año en el que toda la gente del grupo se sienta a gusto y lo pasemos bien?

 

¡Buen 2017!

Comenta