La regla y el alcohol

¿Os habéis fijado que hay temas de conversación… habituales, mientras otros parecen más extraños? ¿Algunos que hablemos con poca gente y otros con muchas personas? ¿Que no se explican tanto como otros? ¿Que incluso cuando se habla mucho (por ejemplo los medios de comunicación) causa cierto revuelo?
Os habéis fijado que hay cosas de las que tenemos muchas ganas de hablar y no las hablamos demasiado?

 

Un tema del que muchas adolescentes y jóvenes tienen ganas de hablar o de saber más cuando salen de fiesta es sobre «la regla y el alcohol». Algunas preguntas frecuentes que hacemos son: «¿Me subirá más el alcohol?», «¿Es posible que tenga mucho malestar?» o «Si me estoy tomando algun antinflamatorio, ¿qué puede pasar?».

 

Vamos por partes: ¿Qué interacción se puede dar entre la regla y el consumo de alcohol?

 

Como cuando hablamos de los efectos de cualquier sustancia, lo primero que debemos tener en cuenta es que cada persona es diferente y debemos estar atentas a nuestro propio cuerpo. También hay que poner atención a cómo nos sentimos emocionalmente y en qué espacio estamos o en que compañía (si nos sentimos a gusto, acompañadas… o no).
 

Con la regla algunas chicas quizás se sienten cansadas y otras no; se notan bajas anímicamente o no; tienen mucho dolor o no tienen nada. Del mismo modo, los efectos de la interacción regla-alcohol varían según cada persona.

 

Una idea bastante importante a conocer es que después de bastantes investigaciones, no hay ninguna evidencia que demuestre que el alcohol afecte más a las mujeres que beben mientras tienen la regla, es decir «no tiene porque subir más el alcohol cuando tenemos la regla». Ahora bien, algunos síntomas pre-menstruales o menstruales que podemos tener se pueden ver alterados, igual que las sensaciones subjetivas que cada uno pueda tener durante el consumo de alcohol.
 

Otra cosa importante a tener en cuenta es la interacción entre el alcohol y algunos fármacos. Algunas chicas que sufren dolores toman antinflamatorios. Si es nuestro caso, debemos saber que no es aconsejable mezclar estos u otros fármacos con alcohol. Si queréis saber un poco más podéis leer este post.

 

Si por otro lado se toman pastillas anticonceptivas (para prevenir el embarazo, para regular el período, etc.) también hay que tener en cuenta algunas cosas, y las podéis leer aquí.

 

 

¿Os quedáis con ganas de de saber más y de hablarlo? También le podeis echar un ojo a este material de Energy Control.

 

Poder hablar de la regla y compartir experiencias nos puede ayudar a cuidarnos entre todas mejor y a la vez a poder decidir con más información y en cada momento si queremos consumir alcohol o no.

 

Comenta