Rutinas

Volver al instituto es siempre emocionante; hay quién lo vive con ilusión y otros con nerviosismo, pero siempre es una fecha que no deja indiferente. ¡Habrá cambiado mucho la gente durante el verano? ¿Como serán las nuevas materias de este año?

 

Pasados estos primeros días, la sensación de rutina vuelve poco a poco.

 

 

Hay quién dice que las rutinas son buenas; tener las cosas pautadas nos permite organizarnos mejor el tiempo y aprovecharlo. Para nuestro cerebro, es eficiente y nos permite no gastar energía en cosas innecesarias y así poderlo dedicar a otras cosas.

 

Pero a veces la rutina puede hacerse aburrida.

 

Si abusamos de ella, nuestro cerebro se acostumbra a hacer siempre lo mismo y va perdiendo la capacidad de buscar alternativas: perdemos lo que se llama «flexibilidad cognitiva». No solo podemos aburrirnos, sino ir perdiendo creatividad y capacidad de resolver situaciones de formas alternativas.

 

Así que animémonos a hacer las cosas un poco diferentes cada día, ¡es fácil!Podemos ir cambiando de ruta para ir al instituto, unos días andando, otros en bicicleta. No hace falta que juguemos cada tarde con e-juegos de consola, podemos probar cosas nuevas como dibujar, tocar un instrumento o cocinar una receta nueva para cenar. Podemos hacer planes distintos para los fines de semana, planificar excursiones, visitar sitios nuevos.

 

Podemos hacer del día a día un conjunto de pequeñas aventuras 😉

Comenta