¿Te gustaría no fumar?

Vamos a proponeros un experimento. Y será muy fácil de hacer.

 

Sólo debéis encontrar gente fumadora (será mucho más interesante si es gente adulta, ya veréis) y hacer una pregunta sobre el tabaco.

 

Imaginemos que la pregunta es «¿te gusta fumar?». Es muy posible que la gran mayoría le diga que sí. Pero nos quedaríamos con la duda de saber si es verdad o no, ya que ¿quién admitirá que no le gusta hacer algo que hace constantemente?

 

 

Imaginemos que la pregunta es «¿te gustaría dejar de fumar?». Aquí tendríamos respuestas divididas: hay quien lo tiene claro y es consciente de que el fumar se ha convertido en una adicción que no elige, y diría que sí, pero también hay quien diría que no. Pero nos quedaríamos con la duda de saber si es verdad o no, ya que ¿a quién le gusta admitir que quizás dejar de fumar le da miedo, porque le cuesta más de lo que se imagina y ya «no controla»?

 

Hagamos el experimento con una pregunta más precisa: «Si pudieras volver atrás y no empezar a fumar nunca, ¿qué harías?»

 

Veréis que la mayoría, casi sin duda, os dirán: si pudiera no empezar a fumar lo tengo claro, no fumaría.

Comenta