del día.

 

Si lo pensamos, nadie empezó a fumar un día bien temprano por la mañana, antes de entrar en clase o justo después de haber salido de casa.

 

A veces, la gente que empieza a fumar, lo hace ocasionalmente, de vez en cuando, en algún contexto de fiesta o con otros amigos y amigas que fuman. Poco a poco, se fuma un poco más, y se compra tabaco. Y si sobra tabaco del fin de semana, entonces algún día se fuma entre semana. Y así poco a poco cada día. Y a veces, esto no es tan de poquito a poco.
El tabaco se va comiendo los espacios y cada vez se fuma más. Quizás primero es sólo por las noches, o por las tardes, pero luego también al mediodía … y finalmente por la mañana.

 

JEUNES ET E-CIGARETTES

 

Y entonces, el primer cigarrillo del día es cada vez más temprano.

 

Quizás nadie empezó fumando una mañana a primera hora, antes de entrar en el centro escolar, pero casi todas las personas fumadoras, sin darse cuenta terminan haciéndolo, porque el tabaco es muy difícil de controlar.

 

Si estás empezando a fumar, plantearte dejarlo ahora es una buena idea. Y si no, el primer cigarrillo, cuando más tarde (mucho más tarde) mejor.