Intro

  • Un porro es tabaco mezclado con cannabis, envuelto en papel de fumar. La marihuana son cogollos de la planta y el hachís es la resina que se saca de la planta.
  • Hay quien piensa que es muy segura porque es natural pero que el cannabis sea una planta no significa que no pueda crear problemas.
  • También es una oportunidad para que las mafias y los que venden semillas y parafernalia cannábica hagan negocio.

Qué hacen

  • Es difícil de decir, porque depende mucho de la persona y del momento.
  • Pueden provocar ganas de reír, de quedarse embobado, apalancado o sin ganas de hacer nada, de decir tonterías, de pensar cosas extrañas e, incluso, problemas de cabeza.
  • Como afecta la memoria y la concentración, no van nada bien para estudiar. Y muchas veces baja la motivación para hacer otras cosas…
  • A personas con predisposición les puede desequilibrar el cerebro. Hay quien por un par de porros ¡tiene que ir a un urgencias de psiquiatría! El riesgo aumenta mucho cuando son marías más psicoactivas.

Conviene saber…

  • El tema de las drogas es muy serio. Y, como estás creciendo, madurando y todavía no lo tienes todo en su sitio, el coco y el corazón son mucho más vulnerables ahora que más adelante.
  • Para que nos entendamos, hasta los 17 o 18 años, todo lo que hacemos a la cabeza le afecta mucho más.
  • A pesar de ser una sustancia ilegal, el cannabis no es de las peores drogas.
  • Ahora vas a saco con todo, te lanzas de cabeza hacia lo que te gusta (los juegos en red, salir, colegas, deporte…), pero ir a saco con los porros es más delicado, porque traerá problemas.

Si yo soy, si ahora estoy…

Si tienes tendencia a que el coco te juegue malas pasadas –y eso sólo lo sabes tú–, fumar porros puede provocar que tengas alguna crisis fuerte. En caso de que sufras algún trastorno de tipo psicológico, no fumes porros.

Si has fumado y tu cerebro te ha dado algún aviso (ansiedad, miedo, ralladas…) no lo vuelvas a hacer: ¡es jugársela demasiado!

No fumaré

El cerebro podrá acabar de crecer tranquilo, sin sustancias que lo alteren.

Garantizarás que podrás disfrutar de buena memoria, atención y concentración. Y eso se nota a la hora de ir a clase y a la hora de estudiar.
Evitarás ennegrecerte los pulmones con el humo del tabaco, de la maría y del hachís.

Si vas con gente que fuma, quizás:

  • Notes que se creen que son mejores porque fuman.
  • Te pasen porros. Entonces, los tienes que pasar tal y como vienen al siguiente (así no hay que dar explicaciones).

Fumaré

Mira que sólo sean unas caladas. Y, sobre todo, si no te gusta o no te sienta bien –físicamente o de cabeza–, no continúes fumando.

Empieza con poco y espera a ver cómo te sienta fumar más. Si no te gusta, no tienes que continuar fumando.

Hazlo de vez en cuando, en días especiales. Y entre semana es mejor que te (pre)ocupes de otras cosas.

Mejor hachís que maría porque tiene menos riesgos. Si es marihuana asegúrate que la variedad no sea potente.

Para evitar una blanca o una pálida -una sobredosis- no se tiene que fumar mucho ni en ayunas. Si le da a alguien, hay que estirarlo, levantarle los pies y darle una bebida con azúcar sin alcohol.

En el centro educativo, no fumes

  • Puedes buscarte problemas con la dirección y con profes.
  • Si te pillan, tienen la obligación de decírselo a tu familia.
  • El coco no funciona como tiene que funcionar y seguro que sales mareado de las clases.
  • Te puedes ganar una etiqueta y que te miren mal.

Vigila dónde lo haces

  • No te gustaría que tu hermana pequeña viera peña fumando porros ¿no? No des mal ejemplo a los más pequeños.
  • ¿No querrás que te caiga una multa porque la poli te pilla fumando, no? Piensa que seguro que avisan a tu familia.

Que colegas fumen y les entre bien, no quiere decir que a ti también te pase lo mismo. Mírate por dentro, ¿te gusta o lo haces porque todos lo hacen?

Fumar porros te puede avisar de que no estás fino (sobre todo si, cuando fumas, pierdes el mundo de vista y notas reacciones extrañas). Tienes que saber entenderlo y parar a tiempo, antes de que se te complique la cosa.

Dicen (la tele, colegas…)

Que los porros son mejores que el tabaco

Es verdad que un paquete al día casca la salud y engancha mucho más que un par de porros. Y también lo es que un par de porros afectan mucho más al coco que todo un paquete de tabaco.

Que el consumo propio está permitido

El consumo de cannabis en espacios públicos está sancionado. Si te coge la poli, te caerá una multa y avisará a tu familia.

Que está permitido tener tres plantas de maría

El cultivo no es legal, si la poli encuentra plantas de maría, por pocas que sean, pueden poner multas y, si son muchas, llevar a la persona a juicio.