Intro

Es una de las sustancias más curiosas:

  • Parece que no sea una droga, porque no coloca y no se ve que haga mucha cosa.
  • Parece la peor droga, porque engancha sutilmente pero de forma implacable, con una fuerza que flipas.
  • Parece el mejor ejemplo para ver que, cuanto más destroza nuestra salud, más pasta ganan algunas empresas.

Qué hace

En la cabeza

  • No puedes parar de fumar cuando lo decides o te cuesta mucho.
  • Te pones de mal humor cuando no puedes fumar.
  • Te hace arrepentir de haber empezado a fumar («hosti, si no hubiera empezado por el rollo de ir de mayor en el insti…»).

En el cuerpo

  • Ennegrece los pulmones, a veces hasta al punto de producir cáncer.
  • Estropea las venas y perjudica la circulación.
  • Hace que el corazón lata más rápido de la cuenta, porque no le llega bastante sangre.
  • Seca la piel y hace salir granos.
  • Hace que nos cansemos enseguida porque el oxígeno no circula bien por la sangre (cuando subes escaleras, cuando caminas, y ni que decir tiene cuando haces deporte).

En otras personas

  • Las obligas a tragarse tu humo, sin poder escoger (es la única droga que cuando la tomas, a la gente de alrededor le toca hacerlo por narices).

En las empresas tabaqueras

  • Mejora la economía de unas empresas que quieren que te enganches de muy joven para tenerte atado a su negocio.
  • Das pasta a unos negociantes a quienes tu salud les importa un pito (pero viven de ella).

Conviene saber…

Es una sustancia que es mejor no probar:

  • Los riesgos de engancharte son tan altos que no vale la pena.
  • Si lo que queremos es saber qué hace, no es necesario probarla, es esto: el primer cigarro marea y hace toser, nada más.

El tabaco no perdona, es difícil de controlar: primero fumas de vez en cuando, después más a menudo y al final acabas fumando a todas horas.

A todos los fumadores les gustaría no fumar: si no te lo crees, pregunta. Ya verás como si no dejan de fumar no es porque no quieran, sino porque no se ven capaces.

Quien fuma porros, suele fumar también tabaco. Aquello de «yo sólo fumo porros» puede ser una tontería: ¿con qué se hacen los porros? ¿con lechuga? El tabaco de los porros también engancha.

Lleva muchas sustancias peligrosas:

  • Alquitrán: lo mismo con lo que pavimentan las carreteras.
  • Monóxido de carbono: lo que sale por el tubo de escape de la moto.
  • Nicotina: la que engancha sin compasión.
  • Amoniaco: lo que se utiliza para limpiar la taza del váter (lo usan para que la nicotina sea todavía más adictiva).

Si yo soy, si ahora estoy

Si tienes asma o cualquier problema respiratorio, fumar todavía te hará más daño.

Si te gusta un chico o una chica que fuma tabaco, no lo utilices como herramienta para acercarte o para relacionarte con él o ella (es como si te hicieras un tatuaje por amor: quizás la historia no dure, pero el tatuaje se queda. Con el tabaco, igual).

No fumaré

  • Te reirás en la cara de todas las empresas que, mediante mil técnicas, habrán intentado que fumes.
  • Te ahorrarás una pasta.
  • No tendrás nunca el problema de no saber cómo dejarlo.
  • Correrás más que los otros, no te cansarás tan pronto como los que fuman y no te dará pereza hacer deporte por miedo a cansarte enseguida.
  • No sólo vivirás –al menos por probabilidad– más años que los fumadores, sino que tendrás mejor calidad de vida.
  • El olor y el sabor de lo que más te gusta seguirán intactos.
  • Tendrás que respetar y ser tolerante con la gente que fume (igual que a ti te tienen que aguantar otras cosas). Lo más importante es estar a gusto con nuestra gente, no si fuman tabaco o no.

Fumaré

  • Plantéate si tu economía te lo permite, o si prefieres gastarte la pasta en otras cosas (¡quien fuma habitualmente se gasta más de 1.200 € en un año!).
  • Cada vez será más caro y habrá menos lugares para fumar.
  • Llegará el día que querrás dejar de fumar y, o bien no podrás, o bien te costará muchísimo.
  • Asume que vivirás peor que si no fumases: dejarás de oler los olores y de notar el sabor de las cosas.
  • Piensa que más del 50% del precio de cada paquete de tabaco son impuestos que van a parar al Estado.
  • Prepárate a constiparte cada dos por tres y a toser a menudo.
  • Si haces algún deporte, bajarás el rendimiento: correrás menos, te cansarás más rápido…
  • El olor a tabaco delata: en casa se darán cuenta.
  • Tendremos problemas para comprar: no está permitido hasta los 18 años.
  • Intenta no molestar a la gente de tu alrededor con el humo.
  • Cada vez que te pongas un cigarro en la boca, piensa si realmente tienes ganas de fumar: evita todos los que puedas.

Dicen (la tele, colegas…)

Que fumar relaja

No es que relaje, en realidad lo que hace es producir más nervios (las venas se adelgazan y la sangre viaja a más presión). La cuestión es que, quien es adicto y no tiene la dosis necesaria de nicotina en la sangre, se pone nervioso, y el tabaco lo calma (porque le quita el mono durante un rato).

Que fumar adelgaza

Quizás sí que adelgaza, porque pone enfermo (la gente más delgada a causa del tabaco está literalmente en los huesos, en unas cajas de madera horizontales). Todo aquello que deteriora la salud (como la gripe, el dolor de cabeza fuerte, etc.) quita las ganas de comer.

Que fumando parecemos más mayores

¿Seguro? Sigues teniendo la misma cara de siempre…