¿¿Habéis oído alguna vez estas frases??

 

“Solo fumo de vez en cuando, ¡no he comprado tabaco nunca!”

 

“¡Solo fumo los sábados, es como no fumar!”

 

“No soy fumador-fumador, mañana haré deporte”

 

“Solo fumo cuando fumo porros, no es lo mismo”

 

Hay quien piensa que por fumar solo de vez en cuando no es fumador o fumadora, pero se engañan…

 

 

Como explicamos en la web, el tabaco no perdona, es difícil de controlar: primero se fuma de vez en cuando, luego más a menudo y al final se acaba fumando a todas horas. ¡Leed más!