¿Has pensado alguna vez dónde van los aparatos tecnológicos que tiramos, los residuos electrónicos?

La Unión Europea genera unas ocho millones de toneladas de residuos tecnológicos cada año y algunas agencias medioambientales y ONG calculan que aproximadamente el 75 por ciento de ello se envía a África y a Asia.

Generalmente, las ganancias económicas se quedan en las empresas del Norte, y los residuos y sus problemas asociados los enviamos al Sur (problemas de salud por exposición a materiales contaminantes y de contaminación por la falta de condiciones en el tratamiento de los residuos).

Es una situación complicada, pero hay pequeñas cosas que podemos hacer muy fácilmente: evitemos caer en la trampa consumista de comprar móviles, consolas, ordenadores… nuevos cada año. Si los cuidamos nos durarán más tiempo y eneraremos menos residuos.

Información extraída de este enlace:

http://pantallesalsud.wordpress.com/