Algunas chicas toman píldoras anticonceptivas para prevenir el embarazo (aproximadamente un 17% de las mujeres en edad fértil), pero también muchas otras la toman para otros efectos llamados noanticonceptivos: reducción del acné, regulación hormonal del ciclo menstrual, reducción de los dolores relacionados con la menstruación, etc. Se dice que 1 de cada 3 mujeres que la toman, lo hace por estos últimos motivos.

 

Si decidiéramos tomar píldoras anticonceptivas (puede ser una recomendación médica, pero debemos valorar nosotros si es lo que queremos o no) debemos tener en cuenta varios elementos para cuidar nuestra salud, entre ellos si consumiremos o consumimos alguna otra sustancia.

 

El tabaco tiene una preocupante interacción con las píldoras; esta combinación aumenta los riesgos de efectos secundarios más serios que pueden ser graves, como ataques cardíacos, coágulos de sangre, etc. Están totalmente contraindicados, ya que el riesgo de sufrir alguna complicación aumenta entre 10 y 20 veces más que con las nofumadoras (y esto incluye el consumo de porros cuando llevan tabaco).

 

Por otro lado, con el alcohol o con otras sustancias que pueden llegar a causar vómitos, es importante esperar entre 1 y 2 horas desde la toma de la píldora al consumo..

 

antico

 

La píldora(que tiene muchas marcas y variantes) es un método anticonceptivo muy eficaz si se toma correctamente, pero en ningún caso nos protege de contagios vía sexual; si tenemos relaciones esporádicas o bien si tenemos una fija pero no nos hemos hecho las pruebas para saber que estamos bien, tenemos que usar también otros métodos que nos protejan (condones masculinos o femeninos, barreras de látex, etc.).. Además, se trata de un medicamento polémico que tiene muchos efectos secundarios (algunas marcas tienen denuncias por sus efectos sobre la salud) y se cuestiona si es necesario hormonarse tantos años a lo largo de la vida -y empezando tan jóvenes-, en muchos casos para enfermedades (como el acné o la alopecia) que podrían tener otras soluciones. Más aún sabiendo que hay grandes industrias farmacéuticas a menudo interesadas en que hagamos un uso sin reparar en ello.

 

Entrada original publicada en LaClara.info