Algunas veces a lo largo de la vida, y depende de como seamos, pasamos por estados o fases en las que se nos hacen difíciles algunas cosas. Por ejemplo nos puede costar gestionar los nervios, o la ansiedad, o nos cuesta conciliar el sueño.

 

Son situaciones en las que no solo nos sentimos mal, sino que nos desgastan, nos resulta complejo pensar o reflexionar, nos cuesta poner perspectiva. Y tenemos que ponerle especial atención porque en estas circunstancias es fácil que recurramos a “soluciones” que no siempre son las mejores para nosotros.

 

A veces, aprendiendo técnicas de auto-control, no será necesario recurrir a la medicación para mejorar ciertas situaciones, por ejemplo en estados de ansiedad. Pero otras veces si que será necesario tomarla.

 

En estos casos, lo que se receta (siempre tendrá que ser recomendado y recetado por un/a profesional de la salud) son los ansiolíticos. Estos contribuyen a reducir la ansiedad o a facilitar el sueño.tenemos que saber que son sustancias fuertes que crean dependencia. Y al mismo tiempo ser muy conscientes que si hemos estado bastante tiempo tomándolos (porqué así nos lo ha recomendado la o el médico), al dejarlo lo pasaremos mal; así que nos tendremos que preparar para que esto no nos pille por sorpresa, y nos haga no dejarlo.

 

Pero tenemos que tener claro, y repetimos, que muy a menudo no sería necesario tomar medicación, porque podemos buscar alternativas. Tenemos que tener claro que la medicación que nos ha ayudado en una ocasión, no tiene porqué hacerlo en otra (porqué hemos generado tolerancia al medicamento, porqué la situación es otra, porqué corremos el riesgo de generar una dependencia que luego nos puede agravar otros síntomas, etc.). Y también tenemos que tener claro que la medicación que ha ayudado a otra persona, puede tener unos efectos muy diferentes en nosotras.

 

A veces, tenemos que tener mucho cuidad con lo que hacemos y lo que tomamos cuando “no podemos con…”, porqué corremos el riesgo de acabar “no pudiendo sin…”.

 

 

confusio

 

Entrada original en LaClara.info