Las bebidas isotónicas son un conjunto de bebidas de las cuales destacan las propiedades rehidratantes. Son diferentes a las bebidas energéticas (aquí encontrarás una entrada interesante sobre éstas) y a las estimulantes ya que, en principio, su función es reponer las sustancias perdidas durante la actividad física.

Ahora que viene el calor y que nuestro cuerpo nos pedirá hidratación de forma más constante, está bien que tengamos claro que no todas las bebidas tienen los mismos efectos.

 

agua

 

Las bebidas isotónicas se han hecho un mercado promocionándose como bebidas sanas, ya que se relacionan con los deportes y el alto rendimiento en estos. A pesar de esto, es importante saber que están pensadas para aportarle al cuerpo sustancias que se pierden después de hacer un ejercicio muy intenso, de muchas horas. Si no hemos realizado este ejercicio, no es necesario reponer electrolitos (un tipo de minerales) que no hemos perdido, y las glucosas presentes en las bebidas pueden ser contraproducentes.

 

Si tenemos sed, si hemos hecho un poco de deporte, si el cuerpo nos pide refrescarnos, lo mejor y lo más fácil es ¡beber agua!