Desde hace unos años, cada vez se encuentran disponibles más juegos de azar (sobretodo on-line) que se basan en el riesgo y la pérdida (más que la ganancia) de dinero.

Mucha de la publicidad que se hace, apela directamente a jóvenes y adolescentes (¡a los que la ley no permite jugar!), y si lo hacen, indirectamente, es para que se perciba el juego como una actividad sofisticada y deseada, que ¡te hará parecer adulto/a!

Online_games02326

 

A lo mejor hay quien encuentra el juego de azar (y de apuestas) normal, porque otros juegos parecidos son habituales entre compañeros o familia. Pero realmente se trata de un negocio promovido por grandes operadoras de juego que se benefician de la pérdida constante de dinero por parte de los jugadores y jugadoras. Y, piénsalo, cuanto más se pierde, más ganan.

Los juegos on-line donde interviene el dinero (¡si pago subo niveles!), las apuestas deportivas (seguro que gana mi equipo, ¿y si yo también gano?) o otros tipos de lotería usan mucha publicidad atractiva y chillona, y estos anuncios van apareciendo en la pantalla por si nos pillan desprevenidos y aburridos, desde la comodidad de casa… De azar, ¡no tienen nada!