Casi todo lo que nos intentan vender a los y las jóvenes lo publicitan con escenas relacionadas con la fiesta… y muy a menudo nos hacen publicidad iconos de la moda, del deporte o de la música.

Pero hay cosas que no se pueden anunciar, como el alcohol, ya que tienen restricciones legales para hacerlo (qué se puede enseñar y cómo). ¿Cómo lo hacen entonces las marcas para que caigamos y queramos consumir?

Uno de los tipos de publicidad que más ha aumentado últimamente es la colocación de producto (poner marcas que se ven mucho, vaya!) en videoclips. Sutilmente (o no tanto) los y las artistas hacen publicidad descarada no solo de un estilo de vida sino de marcas explícitas.

En este reciente videoclip de Beyoncé, con el título ya explícito Drunk in Love (una cosa asñi como Borracha de amor), el rapero Jay Z sale todo el rato aguantando una copa de… cognac!

 

No es solo que hable de cognac en la canción como si molase mucho (va, hombre, si hace nada el cognac era una bebida de abuelos) y con actitud de “rompecorazones” (¿que quiere que pensemos: si es sexy para Beyoncee, yo con un cognac le pareceré sexy a los y las de clase??)… es que resulta que la marca de cognac es además de su propiedad!

Ahora resulta que tenemos que beber para ser guais, ligar y… ¡darle pasta a las empresas y los artistas! A veces nos la intentan colar demasiado…