Al hablar de algunas sustancias, se elogia su origen “natural” como si esto las convierte inmediatamente en menos peligrosas.

 

Pasa mucho actualmente con el cannabis, sobre todo la marihuana, de la que se hace una promoción destacando elementos para diferenciarla de otras drogas; que sea “natural” equivale a decir, para algunas personas, que es “bueno”, o es “mejor que …”. Que proviene de la naturaleza, está producido por ella y por tanto, no puede haber nada de malo.

 

Dejando de lado si las plantas de marihuana a día de hoy tienen algo natural (pesticidas, cultivos de interior, manipulación de las semillas, etc.), podemos afirmar que provenir de “la naturaleza” no ofrece en absoluto ninguna garantía de seguridad o de relación saludable.

 

No sólo los mejores remedios sino también los peores venenos provienen de la naturaleza: y a veces son la misma cosa, en función de su dosis.

 

Y para qué pensemos en ello, os dejamos esta infografía extraída de este artículo, donde el autor nos invita aobservar diferentes compuestos químicos de origen natural que, en función de su concentración, pueden salvar una vida o causar una muerte. Entre estos se encuentran sustancias tan conocidas como la cafeína, la quinina, la nicotina, la codeína, etc. la gran mayoría de estos constituyen el principio activo de muchos medicamentos … pero también ha sido utilizados como venenos mortales.”

 

principis_actius

 

 

En resumen, “natural” solo significa que proviene de la naturaleza, nada más y nada menos.

Entrada original extraída de LaClara.info