De drogas las hay de legales y de no legales, peo que una droga sea legal no significa que no tenga restricciones o indicaciones de cómo se puede usar y dónde.

El alcohol es una sustancia que está sujeta a estas regulaciones: hay leyes que nos dicen quién puede consumir (solo mayores de edad), dónde (en la vía pública o en lugares privados), cómo se tiene que vender y como se puede publicitar.

Este mes de junio el Ministerio de Sanidad ha publicado el borrador de una nueva ley contra el consumo de alcohol. Las modificaciones de esta ley están pensadas especialmente para lo relacionado con el alcohol y los/las menores de edad.

Se prevé que se pueda multar a los padres y/o madres por el consumo de los hijos e hijas y también que se retire la publicidad atractiva especialmente para los adolescentes y jóvenes de franjas horarias donde los menores de edad ven la televisión, así como de la calle cuando se está cerca de centros escolares o infantiles. Se perseguirá y sancionará con más dureza a los locales y negocios que promocionen alcohol a jóvenes, así como a la gente que los incite.

Además, se podrán realizar pruebas de alcoholemia a menores de edad, previo aviso a sus tutores legales, y los centros médicos estarán obligados a comunicarse con las familias si hay incidentes relacionados con el alcohol.

En este enlace encontraréis información más detallada:

http://periferics.cat/la-proposta-de-nova-llei-de-lalcohol-multes-per-pares-restriccio-publicitat-i-consum-en-public/